BATMAN DAY: Podrán imitarlo, igualarlo jamás.

Por Erica Zur Werra

Hace 83 años, nacía el superhéroe más reconocido de la historia moderna, por eso este sábado 17 de septiembre festejamos su día.

El caballero Oscuro nos conquistó desde el primer momento, apareciendo por primera vez allá por 1939 en Detective Comics #27, co-creado por Bob Kane y Bill Finger, publicado por DC COMICS.

Entiendo que no debería ser necesario, pero por otro lado, como el público se renueva, recordemos que Batman es la identidad secreta de Bruce Wayne, el niño mimando de Ciudad Gótica.

Siendo multimillonario, soltero codiciado y filántropo, necesito crear un alter ego para poder afrontar el asesinato de sus padres, hecho que vivencio con solo 8 años. Lo que lo llevo a entrenar a la perfección tanto su cuerpo como su mente para poder combatir el crimen en su ciudad natal.

A diferencia de la mayoría de los superhéroes, él no posee superpoderes, sino que hace uso de la inteligencia, la ciencia y tecnología, su fuerza y sobretodo sus habilidades como detective, una de las características más distintivas. Sumadas a la búsqueda constante del límite entre el bien y el mal.

Cuestiones muy visibles en un cómic y película animada súper recomendable TORRE DE BABEL, donde podemos ver como Batman siempre está un paso delante de todos sus compañeros ultra poderosos, porque si no tenes un plan de contingencia ni poderes

¿Cómo frenarías a un Superman endemoniado?

Después de aquel detective comics #27, Batman tomó gran popularidad, lo que lo llevó a tener su propio título.

Y a pesar de una desviación en su esencia, debido a la serie de televisión de 1960, en 1986 varios creadores trabajaron para devolverle al personaje lo que todos amamos… su oscuridad.  Llegando a si, la miniserie de 1986 EL REGRESO DEL CABAELLERO OSCURO y la nueva aparición en cine en 1989, de la mano de Michael Keaton. Poniéndolo en el foco popular otra vez y mejor.

Y si hablamos de este héroe, no pueden faltar los criminales a los que persigue, condimento indispensable para crear la oscuridad de Gótica y del propio Batman, siendo los villanos más psicopáticos y complejos que podemos encontrar en los diferentes cómics, películas y universos de superhéroes.

Por su puesto, a la cabeza el Joker, que nada tiene de gracioso, al igual que el Acertijo. Personajes ampliamente perturbados, inteligentes y con sed de venganza hacia la sociedad. Motivos por los cuales son tan extremos y jugosos a la hora de analizarlos, porque nos son extraterrestres que vienen a dominar la tierra, pueden ser tus vecinos que dejaron salir sus verdaderos YO, luego de un mal dia en el trabajo.

Mucho de esto último, podemos verlo en las ultimas y mejoradas versiones cinematográficas, como la trilogía de Christopher Nolan, como el Joker de Joaquin Phonix y Todd Phillips y el ultimo murciélago de Matt Reeves y Robert Pattinson.

Todos súper oscuros y sobretodo, muy realistas. Tanto, que te hacen pensar que Batman puede estar entre nosotros realmente.

Y si bien tuvo algunas piedras en el camino, como la película de Joel Schumacher, que nos trajo al Batman con pezones (como olvidar a George Clooney), siempre pudo salir adelante y mejorar a través del tiempo.

Por eso, por sus interminables historias, su legado a la cultura popular y su basto grupo de seguidores, Batman logro tener su propio día. El cual se festeja desde 2014, año en el cual cumplió 75 años.

Si bien se esperaba que la celebración fuera en marzo (mes en que se publicó su primera aparición), no se realizó hasta el 23 de julio.

Y luego un año después, se decidió que el Batman Day se celebrara el tercer sábado de septiembre, día en el cual todos los fans le rendimos homenaje y festejamos el nacimiento del mejor superhéroe de la historia.

Un personaje humano, un hombre de carne y hueso que puede morir en cualquier momento, súper inteligente permitiéndole ser el líder de La liga de la Justicia y protagonizar fatales misiones, logrando sobrevivir.

Un personaje que teniéndolo todo, no se queda en su casa a jugar con su colección de autos, sino que sale a la calle para evitar que otros pasen por lo mismo que él. Y sobre todo, un personaje que tiene miedo, que tiene un trauma, lo que le permite un manejo psicológico y una habilidad notable sublimar sus miedos y volverlos contra sus enemigos.

No necesita radioactividad, experimentos o ser hijo de un dios para lograr lo que se propone.

Y si la mejor enseñanza que alguien puede darte es ser la mejor versión de vos mismo para ayudar a otros, a pesar de no tener obligación, eso… es ser un héroe.

It´s Batman Bit**!

Deja un comentario