The Runaways: puro cromosoma X.

Por Kevin Alcaraz

Antes de que la escena glamera invadiera el Sunset Strip angelino, un grupo de chicas –cuna de algunas de las mujeres más notables en la industria del entretenimiento- sirvió de puente entre el hard rock y el punk; descifrando así, la críptica ecuación que separa a ambos géneros. Por si fuera poco, lo lograron en un lapso inversamente proporcional al profundo impacto que asestaron en la misógina escena musical.

The Runaways: puro cromosoma X.

Jerry Lee Lewis: gajes de ser el primer rockstar

Por Kevin Alcaraz

Nacido para tocar el piano y descargar toda su energía como un auténtico cavernícola en tiempos de extrema rectitud masiva, su vida personal ha sido tan inverosímil como aquellas inolvidables presentaciones en vivo que montaba. Sumamente talentoso, crudo y bravío, hizo posible que el rockabilly mutara en el rock and roll que todos conocen. The Killer, terminó por ser un apodo corto ante su profundo impacto en el mundo del entretenimiento.

Jerry Lee Lewis: gajes de ser el primer rockstar

Nina Simone: el alma del soul.

Por Kevin Alcaraz

No siempre la voz fue considerada como un verdadero instrumento musical; sin embargo, el mundo de la canción cambió irreversiblemente cuando entró en escena aquella cantante capaz de vaciar sentimientos de cualquier color, erizar la piel de cualquier oyente como un gigantesco imán y matizar el clímax de cualquier pieza en cuestión de un segundo.  Por cierto, también se trata de la más incansable luchadora que hubo por los derechos raciales.

Nina Simone: el alma del soul.

Bob Seger: leyenda del acetato.

Por Kevin Alcaraz

El heartland rock estadounidense suele ser un género tremendamente polémico debido a su fuerte carga patriótica; sin embargo, algunos de sus exponentes son auténticos héroes de la música como Tom Petty y Bruce Springsteen. Más hubo otro hombre que se convirtió en un emblema de la ciudad motor, abriéndose paso a través del corazón de su país narrando las minucias del trabajador de cuello azul como muy pocos lo han hecho hasta la fecha.

Bob Seger: leyenda del acetato.

Etta James: la vida, el ingenio y sus secuelas.

Por Kevin Alcaraz

Portar el manto de la matriarca del blues no es poca cosa; como es de imaginarse, solo una cantante dotada de una exuberante voz cuya hambre emocional es capaz de helar al oyente podría lograrlo. Asimismo, toda aquella energía fue consecuencia de vivir una novela trágica, pues esta mujer fue una niña abandonada, una dama que se llenó de malas decisiones, una artista airada con la industria, y una ciudadana furiosa con su marginada sociedad.

Etta James: la vida, el ingenio y sus secuelas.

Sly & The Family Stone: profetas del desastre.

Por Kevin Alcaraz

Existen solo un puñado de actos imprescindibles para comprender el desarrollo de la música en el siglo XX y cuyo extenso brazo alcanza los días actuales. Pues bien, a mediados de los años sesenta, en la portentosa costa oeste de Estados Unidos, un grupo de músicos -altamente subestimados hasta la fecha- tomaron un montón de movimientos errantes para luego amalgamarlos y crear el todopoderoso sonido del soul psicodélico, cuya influencia resulta vital para la concepción de algunos de los géneros más escuchados en la historia como la disco y el hip-hop.

Sly & The Family Stone: profetas del desastre.

REO Speedwagon: rock maduro, demasiado sesudo.

Por Kevin Alcaraz

Sin duda, los ochenta fue la década de las power ballads; y pocos explotaron mejor esta metodología que aquella banda insignia de Illinois, que, luego de transitar inmemorablemente por el hard rock, amasaron su legado a través de armonías masivas, guitarras que gritaban, líneas dramáticas de piano y un puñado de descaradas metáforas. Unas auténticas leyendas del rock orientado para adultos.

REO Speedwagon: rock maduro, demasiado sesudo.

Liv Tyler: doctrina de otro destino manifiesto.

Por Kevin Alcaraz

Cuando aparece en escena una personalidad cuyo linaje presume el arte en cada cromosoma, invariablemente la atención y las expectativas sobre ella se disparan cual precio de la canasta básica. Sin embargo, la historia reciente deja claro que ni la casta más pura sobrevivirá la infalible caducidad en los medios a la inexplicable edad de los treinta años; solo si se es mujer… claro está.

Liv Tyler: doctrina de otro destino manifiesto.

Cyndi Lauper: incansable agente del cambio.

Por Kevin Alcaraz

Cuando Thriller de Michael Jackson avasalló el mercado a finales de 1982, la fumata blanca se hizo presente: habuimus regem. Tras aquel fenómeno sin precedentes, la obviedad no tardó en preguntarse, ¿quién, entonces, es la reina del pop? Madonna se alzó con la distinción un par de años después por el hecho de quererlo más que cualquier otra cantante; sin embargo, la historia habría sido distinta si tan solo su más cercana contendiente al título hubiera hecho más mercadotecnia y menos música.

Cyndi Lauper: incansable agente del cambio.

Christina Ricci: facciones versátiles.

Por Kevin Alcaraz

Mensurar la polivalencia de un artista suele ser una tarea cuando menos complicada. Sin embargo, basta con presumir haber rondado con relevancia la periferia de un sinfín de géneros cinematográficos, deambular con éxito tanto la industria independiente como la de las masas, y hacerlo, por lo general, como una figura cuya imagen sirvió como perfecto nexo entre las temáticas transgresoras de los filmes y unos tonificados rasgos faciales.

Christina Ricci: facciones versátiles.

Alanis Morisette: vivencias e ironías.

Por Kevin Alcaraz

Escribir, componer y crear suele ser tan vital para algunos como respirar; hacerlo sin rodeos, adornos o diminutivos, siempre se agradecerá; convertirse así en la estrella femenina más condecorada en las listas semanales de Billboard, resulta algo extraordinario; luego, no dejarse arrastrar por el éxito e ir por la vida sin tanta fanfarria, pues es cuando menos sensacional. Todo esto describe parcialmente a una de las figuras musicales más influyentes de todos los tiempos, y quizá la más definitoria de la generación noventera.

Alanis Morisette: vivencias e ironías.

Fred Savage: deconstruyendo el mito.

Por Kevin Alcaraz

Generalmente, en las complejas vicisitudes de la vida es fácil perderse en ciertos cuestionamientos mayúsculos imprescindibles para conciliar el sueño por las noches como: ¿qué le pasó realmente a Jimmy Hoffa? ¿En verdad murió Paul McCartney en 1966?  ¿Por qué tienen carreteras interestatales en Hawái? Y, ¿a dónde irá a parar el prestigio del actor infantil más dominante de finales de los ochenta?

Fred Savage: deconstruyendo el mito.

Nazareth: reinventando el acero.

Por Kevin Alcaraz

Hablar de los precursores del hard rock a menudo resulta engañoso. La respuesta sencilla suele ser pensar en AC/DC, Kiss, Aerosmith o la British Unholy Trinity (Led Zeppelin, Black Sabbath, Deep Purple); sin embargo, y aunque estos últimos en definitiva son piedras angulares, para dar con los verdaderos responsables de cimentar el clásico sonido del género, habría que dirigirse, por increíble que parezca, hacia un pequeño poblado católico en Escocia de nombre impronunciable.

Nazareth: reinventando el acero.

Dido: heroína indescifrable e inteligible.

Por Kevin Alcaraz

Alcanzar el éxito no es cuestión de azar; por lo general, se debe a la conspiración de una serie de inmensurables factores. Ahora bien, para ser la artista femenina más vendida del mundo en los últimos 25 años se requiere algo más que las convencionales condiciones necesarias a fin de ser relevante: han de sumarse, ser dotada de una voz angelical, una cándida presencia, contar con un equipo providencial de productores y, especialmente, haber ascendido en los tiempos en que las ideas comenzaban a ser más relevantes que la música misma o cualquier imagen personal.

Dido: heroína indescifrable e inteligible.

Jake Lloyd: mártir de la amenaza fantasma.

Por Kevin Alcaraz

Sin duda, Darth Vader reina el olimpo de los personajes más célebres dentro de la Cultura Pop. Por esta razón, no es de extrañar que portar su manto sea una tarea cuando menos difícil de sopesar. No está rodeado del misticismo de otros personajes como Superman, Sherlock Holmes o Atuk; sin embargo el dar vida a Anakin Skywalker, incluso en su estado más inocente e incorruptible condujo a su actor a enfrentarse y ser vencido con reiteración por seres peores que a los que se enfrentó en éste único filme.

Jake Lloyd: mártir de la amenaza fantasma.