Julia Louis-Dreyfus: frustración y voluntad.

¨I din’t know how to navigate the waters of show business¨

Louis-Dreyfus, 2006

Por Kevin Alcaraz

La figura de Julia Scarlett Elizabeth Louis-Dreyfus es tan monumental que felizmente se podría creer que tuvo un camino allanado. Y ¿por qué no? Es decir, tiene el apellido, los recursos y el talento. Sin embargo, el camino que la consolidó como la estrella femenina más brillante de la televisión no fue sencillo. 

Desde muy pequeña, Julia Louis-Dreyfus notó dos cosas: el tremendo peso de su linaje, que ya era sinónimo de opulencia en Europa, así como de que amaba reír y hacer reír a los demás. De esta forma, Julia encontraría su vocación en un campo que araría por cuenta propia, ya que sus padres se separarían apenas un año después de su nacimiento.

En 1982 comenzó su carrera al unirse a The Second City, el grupo teatral responsable de descubrir a varios de los actores cómicos más memorables de Estados Unidos como Bill Murray, Dan Aykroyd y Mike Myers. El incontenible talento de Julia no tardaría en ser notado por la NBC, quienes, ese mismo año, le ofrecerían formar parte de Saturday Night Live, el programa favorito de su adolescencia.

Louis-Dreyfus permanecería en SNL hasta 1985 cuando optó por dejar el show, principalmente, por incomodidades que sentía a su alrededor. Julia era tratada como un hombre más en el estudio. Fue blanco de bromas pesadas y constantemente se burlaban de su ¨no tan agraciada figura¨ y su fértil ascendencia. Julia no era la persona con más autoestima en ese momento por las constantes comparaciones con sus medios hermanos y hermanas.


El salto al estrellato se dio en 1989. Julia fue seleccionada para darle vida a Elaine Benes en la entrañable serie Seinfeld,  el papel perfecto para ella; una chica disfuncional, irritable y trivial. No era un personaje creado para ser niñera ni representar los valores tradicionales de una mamá, sino para ser tan mezquina como sus pares. Esto fue sumamente revolucionario porque aún entonces se tenía la idea de que las mujeres no eran tan divertidas como los hombres. Así pues, Louis-Dreyfus se probó a sí misma y a toda una generación dando cátedra de comedia hasta 1998, cuando Seinfeld llegó a su fin.

Julia y su esposo, Brad Hall, planearían por años su siguiente aventura, una serie llamada Watching Ellie que se estrenaría en 2002. Pese a contar con Steve Carell como coprotagonista e innovar la narrativa de una sola cámara terminó por ser cancelada tras 16 episodios. El reciente fracaso aunado al creciente mito del ¨Seinfeld Curse¨ desembocaron en poca confianza de los medios hacia la actriz.

¨In every actress’ life the media decides when you finally reach the point where you’re not believably fuckable anymore”

Louis-Dreyfus, 2015

La credibilidad volvió para quedarse en 2006, año en que se estrenó The New Adventures of Old Christine. Julia interpretaría a una madre soltera propietaria de un gimnasio y que parece nunca estar a la altura de las circunstancias, pero siempre logra sobreponerse. 

La serie se transmitió durante cinco temporadas, durante las cuales gozó de buen reconocimiento gracias a su arquetípica historia y el excelente trabajo de Louis-Dreyfus, a quien, incluso, le concedieron una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood por su carrera. 

Sin embargo, el papel que la confirmó en el olimpo televisivo fue el de la reaccionaria, cruel y extravagante vicepresidenta de Estados Unidos, Selina Meyer, en Veep. Una serie satírica transmitida del 2012 al 2019 y que tuvo tal éxito que Julia se llenó los bolsillos de premios todos los años hasta convertirse en la actriz más laureada en la historia de la televisión.

Louis-Dreyfus pasaba por el mejor momento de su carrera cuando, en 2017, fue diagnosticada con cáncer de mama. Pese a haber anunciado su condición, Julia solo quería seguir trabajando, que las risas continúen. No aceptaría complacencias y, tras un año de lucha, logró vencer la enfermedad.

¨The bad news is that not all women are so lucky, so let’s make universal healthcare a reality. ¨

Louis-Dreyfus, 2017

Hoy Julia se ve más saludable que nunca, vive en Santa Barbara con Brad Hall, con quien se ha involucrado en movimientos socio-políticos con frecuencia como Heal the Bay, Natural Resources Council y The Trust for Public Land. 

Recientemente, su carrera se está aventurando en el MCU con el papel de Valentina Allegra de Fontaine y sigue sonriendo en cada oportunidad. Continúa probándose en cada papel, explorando nuevas soluciones para ella y para quienes la rodean. Insiste en ser genuina, en alzar la voz y mostrar sus frustraciones tal como son.

¨’Frustration, I Love You’; that’s going to be the name of my book. ¨

Louis-Dreyfus, 2018

Deja un comentario