LA MALDICIÓN DE “BLANCO Y NEGRO”.

Por Ery Zur

Fue una de las series más famosas y exitosas del mundo. Luego de su finalización en 1986, sus integrantes fueron despareciendo poco a poco. ¿Qué paso con la familia Drummond?

En 1978 llegó a la pantalla chica la sitcom “Blanco y Negro”. Nos encontramos con un hombre llamado Philip Drummond (Conrad Bain), quien adopta a los hijos de su fallecida ama de llaves: Arnold Jackson (Gary Coleman) y Willis Jackson (Todd Bridges). Lo llamativo o novedoso para la época, es que estos dos niños afroamericanos del barrio de Harlem, pasan a vivir a un lujoso barrio de Manhattan con Philip y su hija Kimberly (Dana Plato), una familia blanca.

Por su puesto la serie fue un éxito y nos dejó una frase que hasta el día de hoy seguimos usando ¿De qué estás hablando Willis?, acompañada de la angelical cara de Arnold.
Fueron 8 años ininterrumpidos, desde 1978 a 1986. Pero fuera de la pantalla todo comenzó a desmoronarse para los 3 niños protagonistas, llevando una vida de excesos, abusos, violencia y hasta la misma muerte.

GARY COLEMAN

Empezamos por Arnold, nació en 1968, era el corazón de las serie, pero como varios niños actores, la fama lo fue afectando poco a poco.

No le deseo ni a mi peor enemigo, los primeros 15 años de mi vida”,

Algo que él mismo diría muchos años después…

Su altura era lo que más llamaba la atención, ya que siempre pareció un pequeño. Esto se debía a que su crecimiento se detuvo producto de una enfermedad renal.

Esta característica es la que lo mantuvo actuando como un niño de 8 años durante toda la serie, lo que contrastaba con su realidad.

Si bien en algún momento quiso renunciar, sus padres no se lo permitieron debido a que cobraba 100 mil dólares por capitulo, cada temporada tenía un promedio de 20 capítulos, así que hagan las cuentas…

Una vez más la historia se repite y cuando Gary pudo tener acceso a su dinero por ser mayor de edad, se encontró con que no tenía nada, sus padres habían gastado todo. Solo le dejado en su cuenta 200 mil dólares. Y aunque les realizo un juicio y ganó, recupero nada más que 500 mil dólares.

En 1999 se declararía en banca rota.

Hollywood le dio la espalda, decían que no podía despegar su imagen de “Blanco y negro” y tuvo que comenzar a trabajar de cualquier cosa. Fue guardia de seguridad de un shopping, subasto objetos personales y hasta se postuló para gobernador de California, siendo vencido por Arnold Schwarzenegger.

Su salud tampoco lo ayudaba, necesito transplantes y tuvo varias sobredosis.

Sus últimos años solo fueron problemas, fue a juicio por golpear a una mujer que le pidió un autógrafo, atropello a una fan y por último en el 2010, en un confuso episodio con su esposa, Gary Coleman sufrió una caída, quedando en coma por un derrame cerebral. Nunca más se recuperó y murió dos años después a los 42 años.

TODD BRIDGES

El hermano de Arnold, Willis, también tuvo sus problemas luego del final de la serie y durante la misma.

Llegó a vivir en las calles, con adicción al crack y al alcohol y fue acusado del asesinato de un dealer de Los Angeles. Estuvo 9 meses preso y fue absuelto luego de dos juicios.

El actor confesó que sus problemas con las drogas comenzaron a muy temprana edad, llegando a filmar bajo los efectos de las sustancias.

Tenía 12 años cuando su representante comenzó a abusar de él, su padre no le creía.

En su caso, luego de casi terminar preso nuevamente, se dio cuenta que no podía seguir así y entró a rehabilitación.

Hoy tiene 58 años y dos hijos.

DANA PLATO

La hermana adoptiva de los Jackson, Kimberly, tuvo uno de los peores desenlaces. A los 20 años queda embarazada y como el personaje era una adolescente, los creadores la sacan de la serie, regresando recién para los últimos 2 años.

Pero esto es casi un detalle, teniendo en cuenta todo lo que vivió después.

Tras la serie trabajó en películas eróticas sin éxito. Fue presa en varias oportunidades, por robo y falsificación de recetas médicas. Sufría una adicción a la cocaína y perdió la custodia de su hijo, Tyler Lambert.

Fue estafada por su representante, quien huyó con sus ahorros.

En 1989 fue convocada para ser tapa de Playboy, pero ni siquiera el dinero que recibió por este trabajo, la ayudó para recomponerse. Luego de la sesión de fotos, asalto con un arma de aire comprimido un videoclub.

Solo se llevó 164 dólares. Tras el pago de una fianza, se fue a vivir a una casa rodante.

En mayo de 1999, a los 34 años, murió de una sobredosis de pastillas. Luego en 2010, su hijo también fallecía por suicidio unos días antes del aniversario de la muerte de su madre.

El único que se libró de la maldición fue el padre de la serie. Conrad Bain falleció en 2013 a los 89 años por causas naturales.

Deja un comentario