Los cuentos que no eran para niños: Charles Perrault y los finales felices.

Por César Salazar

Desde la infancia, los cuentos de hadas no sólo han entretenido. Fueron partícipes del desarrollo moral y civilizatorio durante milenios. Nacidos de la tradicional oral, antiguos mitos y misteriosas leyendas se han amalgamado y nos regalan ahora arquetipos que seguimos rastreando dentro de las grandes narrativas como el cine, o aquella serie que nos cautiva en el primer episodio. Y dentro de la inmensa mayoría de autores que instauraron nuevas visiones sobre el cuento, Charles Perrault es un claro ejemplo de lo revolucionaria que llega a ser la escritura.

Los cuentos que no eran para niños: Charles Perrault y los finales felices.