30 años de “Bram Stoker’s Dracula”, la inigualable adaptación de Coppola.

Por René Laphond

Drácula de Bram Stoker se estrenó en 1992 y marcó la primera victoria significativa de taquilla para el director Francis Ford Coppola fuera de su trilogía El Padrino. El enfoque abordado alejó a muchos cinéfilos, pues fue comercializada como fiel a la novela de 1897 pero profundizó en los temas románticos y sensuales del cuento, en lugar del terror de adaptaciones anteriores. Pero adornada con una increíble soberbia óptica y técnica, la película es un festín visual literario y dramático de exceso operístico.

30 años de “Bram Stoker’s Dracula”, la inigualable adaptación de Coppola.