Faithless: alquimia artística.

Por Kevin Alcaraz

Por su complexión, la música electrónica tiende a promover el hedonismo. Sin embargo, justo en el ombligo de los años noventa, entró en escena uno de los actos definitorios del género, que, además de incendiar los pies y manos del público, cargaron con mensajes de despertar social contra aquella generación del éxtasis. La misión de dicha banda no era otra que sembrar ideas que vivieran más que los efectos químicos de las sustancias y que la música misma.

Faithless: alquimia artística.