REO Speedwagon: rock maduro, demasiado sesudo.

Por Kevin Alcaraz

Sin duda, los ochenta fue la década de las power ballads; y pocos explotaron mejor esta metodología que aquella banda insignia de Illinois, que, luego de transitar inmemorablemente por el hard rock, amasaron su legado a través de armonías masivas, guitarras que gritaban, líneas dramáticas de piano y un puñado de descaradas metáforas. Unas auténticas leyendas del rock orientado para adultos.

REO Speedwagon: rock maduro, demasiado sesudo.