Tatyana Ali: eterna y rebelde estrella infantil.

Por Kevin Alcaraz

Mundialmente conocida como la prima menor de Will Smith en la pantalla chica, su carrera se extiende a 32 películas y 23 series a lo largo de 37 años de trayectoria. Aún así, posiblemente su máxima aportación a la cultura pop no tiene que ver con su participación en la icónica serie noventera, sino con su constante reclamo contra el colorismo, incluso dentro de la comunidad afroamericana.

Nacida en el estado de Nueva York el 24 de enero de 1979, Tatyana Ali, de mamá panameña y de padre trinitense con orígenes nativos, vivió la diversidad cultural desde casa. Además, siendo apenas una niña, dotada con un español fluido, una bella voz y una incansable pasión por ser actriz infantil, le suplicó a su papá que la llevara a audicionar para el emblemático show Sesame Street con solo seis años de edad.

Luego de aparecer en otros programas como Eddie Murphy Raw y The Cosby Show se abrió camino de a poco, hasta que, en 1990, fuera elegida para interpretar a Ashley Banks en la exitosísima serie de la NBC: The Fresh Prince of Bel-Air.

Durante seis temporadas y 148 episodios, Tatyana, al igual que su personaje, se transformó de niña a adolescente, y, aunque fuera secundaria, su participación fue clave para obtener la popularidad alcanzada.

Incluso, se dice que ayudó a mantener al equipo unido tras la expulsión de Janet Hubert-Whitten del reparto por diferencias con Smith y la productora. Aunque no sabía con certeza las causas de su salida, esta despertó en ella un sentido más crítico respecto a la forma en que se relaciona la industria del entretenimiento con las personas según su color de piel.

“It’s not real the judgments that we cast based on appearance, those are false, they’re based on false things. So yeah, it’s very, very sensitive

Ali

Una vez concluida la serie, Tatyana fue incitada por Will para iniciar su carrera como solista.

No era ningún secreto que tenía un talento innato por el canto, incluso interpretó varias canciones durante la última temporada del programa. De esta forma, en 1998, publicó su álbum debut titulado Kiss the Sky.

Los sencillos Day dreamin’, Everytime y Boy you knock me out tuvieron resultados bastante aceptables, especialmente el último de ellos, el cual alcanzó el tercer puesto en Reino Unido aquel año. El álbum se certificó oro y, luego de colaborar con Smith en su trabajo: Willennium, la suerte parecía sonreírle a Ali.

Sin embargo, su verdadero amor era la actuación por lo que abandonó su faceta de cantante para concentrarse en su carrera actoral. Así, sus primeros proyectos relativamente importantes fueron The Clown at Midnight, filme de terror de culto publicado en 1998, y la comedia Jawbreaker en 1999.

Tras tomarse una breve pausa para terminar sus estudios en antropología por la Universidad de Harvard, decidió retomar donde había quedado unos años atrás. La cuestión era que Tatyana ya no era una adolescente, y menos una niña con la posibilidad de explotar como estrella infantil. Para su sorpresa y decepción, nunca más se le confiaría un papel protagónico en la pantalla grande, y rara vez, uno principal.

De las películas más destacadas en las que participó durante los dosmiles fueron Glory Road (2006), Mother and Child (2009) y Pete Smalls Is Dead (2010), en todas ellas con papeles secundarios. Por otro lado, tuvo mejor suerte en la televisión. Sus esporádicas apariciones en The Young and the Restless le valieron el premio a mejor actriz por la NAACP 2011 y 2012. Además, protagonizó la sitcom Love That Girl! (2010-2012) durante tres temporadas.

Este aliciente se debió en gran medida a la participación de Ali un par de años atrás en la campaña presidencial de Barack Obama, en la que cantó la popular canción Yes we can y emprendió una serie de conferencias para ayudar al candidato a tener más aceptación dentro de la comunidad universitaria.

Fue durante esta etapa en que le quedó más clara una problemática subestimada de Estados Unidos. Existe discriminación dentro de la sociedad afroamericana. Tatyana confesó haberse sentido desplazada por no ser considerada del todo como una chica “dark skinned” ni “light skinned“. Notó como esas distinciones podrían ser extrapoladas a su familia y, en especial, a su carrera. Comenzó a recordar todas aquellas ocasiones en que le pedían hacer las cosas de una forma más “negra”, y percibió la clamorosa segregación que hay aun entre grupos marginados.

You assume that colorism only comes from the white community and that it’s sort of put upon us, but there’s also colorism within the Black community”.

Ali

Por esta razón, en 2009, una vez que completó el compilado de cortometrajes para la película Locker 13, el cual vería la luz cinco años después, Tatyana empezó a planear su debut como productora. Se incorporó al programa Buppies, el cual aborda las complicaciones sociales de un grupo inseparable de amigos.

Este se convertiría en el primer show en su tipo en tener un elenco principal completamente afroamericano.

De los siguientes años, se destaca su retorno a la música con su EP llamado Hello, junto al sencillo Wait for it, ambos publicados en 2014. También merece atención la demanda que impuso contra Warner Bros en 2016, alegando que la idea original del exitoso talk show The Real, el cual cuenta con más de 1,000 episodios, le fue hurtada unos años antes de su primera emisión. El caso fue desestimado luego de unos meses.

Recientemente, ha encontrado el enésimo aire en su carrera gracias a su participación en la serie infantil Fancy Nancy de Disney, prestando su voz a Mrs. Gloria James. El programa ha sido transmitido desde 2018, convirtiéndolo en el proyecto más consistente en el que se ha involucrado Ali desde The Fresh Prince of Bel-Air. El cual, por cierto, y como dictan los cánones, contó con su capítulo de reunión hace un par de años. El episodio fue particularmente especial por el retorno de Janet Hubert-Whitten (Vivian Banks), a quien Tatyana apoyó abiertamente y la nombró como un modelo a seguir, así como por la ausencia de James Avery (Philip Banks), quien falleció en 2013. 

Hoy en día, está casada desde 2016 con Vaughn Rasberry, profesor de la Universidad de Stanford, con quien tiene dos hijos. Además, sigue alzando la voz contra el colorismo dentro de la industria y la sociedad, ya que, según ella, es una práctica diaria en todo tipo de producciones y todos los extractos sociales.

“Colorism conversations have been going on for a long time… and they’re very delicate.”

Ali

Deja un comentario