“Tipping Point” cuando dos amigos se vuelven a encontrar.

Por Hendryshot

Habían pasado ya 18 años desde la última entrega de Tears for Fears, y durante 7 de ellos la banda estuvo trabajando en “Tipping Point”. Se escuchan historias de la presión de la disquera para hacer colaborar al dúo de Smith & Orzabal con artistas contemporáneos para darle un toque fresco y comercial a el nuevo producto. Esa no es la dirección que la agrupación deseaba.

Este álbum se siente mas personal, y diferentes partes versos en él apuntan los demonios del pasado (My demons y Tipping Point).

Durante cada pista se percibe una comodidad creativa por parte de los autores. Los instrumentos y las voces transmiten emociones y pareciera que la intención de cada una carece de pretensión. Difícilmente las canciones de este lanzamiento se van a volver tendencia actual, pero para los fans de “Tears” este es realmente un material inédito.

“Long,Long,Long Time” es una de las piezas más interesantes del álbum. El track combina melodías pegajosas con un ritmo moderado y ambientes modernos; tintes que recuerdan a la identidad synth pop inglesa de la agrupación. Las baladas como “Rivers of Mercy” y “Hear Me now” son fáciles de escuchar(a diferencia de la disonante “Stay“), y cuentan con algunas capas de profundidad para aquel que escuche con atención.

A diferencia de otras entregas, este álbum carece de las  conversaciones rítmicas entre instrumentos que estamos acostumbrados a escuchar del conjunto.

Analizando el álbum y su contexto, se puede detectar un cierto nivel de rebeldía y espíritu rock. En una idea en cierto grado contra-intuitiva, lo mejor que Smith y Orzabal pudieron hacer fué primero regresar a casa, a lo conocido, antes de intentar romper el molde.

Escuchando “The Tipping Point” como un todo, la intensidad se reduce gradualmente en el viaje de 10 episodios. Probablemente un reacomodo de las canciones o agregar alguna con entusiasmo rumbo al final provocaría una experiencia más balanceada. Al final del día, este trabajo se siente como el reencuentro entre dos amigos que conociendo sus fortalezas y debilidades se unen para iniciar una nueva etapa.

Si no conoces a este proyecto de antaño, te recomiendo escuchar 3 de sus canciones más conocidas: “Mad World”, “Everybody wants to rule the world”, y “Shout”.

Deja un comentario